troubles weighs a ton

Cuento las horas de silencio
ya son dos, cuatro, siete
horas de silencio
a viva voz.

Recuerdo algún dolor templado,
algún beso minúsculo
dibujando en mi cuello.
Soporte de manos, de calor
y cansancio.

Esta tarde las sabanas queman
como arena del desierto.
El verano me niega sombra
y pedazos de ti.

Esperando que vengas,
o en todo caso
que quieras venir
a que me robes las horas
de silencio
que a viva voz
muerden y ladran
quieren que estés aquí.

Anuncios
Etiquetado ,

Un pensamiento en “troubles weighs a ton

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: