6.12 AM

Desde esta casa puedo ver el declive.
Me asomo a la ventana
y veo todas esas almas alejadas
de lo que un día soñaron ser.

Yo soñé con ser un nómada,
pero me faltó el valor
o algún clavo ardiendo
al que aferrar mis noches
y mis ilusiones.

Sin embargo, decidí quedarme aquí
esperando alguna señal del tiempo
y vi también lo infructuoso
de la espera.
Cómo los días pasan
desagradecidos,
sin dar posada ni cobijo.

Así que, en última instancia,
decidí no decidir nada.
Arreglarme todos los días
con un trabajo común,
existir dentro de quien me recuerde,
añorar algunas cosas sin dolor
olvidar esa desesperación.

Y quizás, algún día una mano
convierta mis horas
en excepcionales.
Sin acordarme ya
de ese amor del que
casi no recuerdo su nombre
ni de ningún otro.
Yo mismo, con las costillas abiertas
la carne descosida,
entregado sin pretensiones
a cualquier cosa que pueda pasar
que separe mi alma
de la pesada carga
de mi cuerpo.

+ bonus
Explosions in the Sky – First Breath after coma

Anuncios
Etiquetado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: